Inicio » Beauty » UN TENTENPIÉ PARA CADA OCASIÓN

UN TENTENPIÉ PARA CADA OCASIÓN

Si tomas tentempiés sanos te sentirás bien contigo misma, de modo que lo mejor es incorporar buenos hábitos. Prueba estas alternativas nutritivas cuando piques algo entre horas.

EN EL TRABAJO

comida__7538e7724a13e48b2b86c2d6e[1]

Si necesitas comer en el trabajo, un paseo a la máquina expendedora puede parecer la solución perfecta. Pero párate a pensar antes de ponerte en camino: los dulces proporcionan un impulso energético de corta duración que siempre va seguido de un bajón.

SABIAS ALETERNATIVAS:

  • Cambia la media magdalena de la mañana por un yogurt. Y si es 0% materia grasa, mejor que mejor,
  • Dale a una amiga el chocolate que guardas en el cajón y sustitúyelo por unas manzanas.
  • Si te apetece algo salado, elige unos frutos secos en lugar de una bolsa de patatas.

EN REUNIONES CON AMIGOS

comiendo-con-amigos[1]

Los aperitivos de las reuniones con amigos pueden tener trampa, pues suelen estar cargados de grasas y calorías. Pero existen muchas alternativas sanas de las que puedes disfrutar.

SABIAS ALTERNATIVAS:

  • Sáltate los pinchos de chorizo y opta por trocitos de piña con dados de queso bajo en grasa.
  • Cambia los cacahuetes salados por galletitas saladas.
  • Olvídate de los hojaldres de queso y opta por los palitos.

EN CASA

despensa_pequeña_organizada[1]

Con el frigorífico, el congelador y la despensa llenos de cosas ricas, el hogar puede convertirse en un lugar peligroso para el picoteo. Llena los armarios de la cocina de tentempiés saludables para evitar encontrarte con algo que no te conviene.

SABIAS ALTERNATIVAS:

  • Guarda las galletas en un estante alto y compra barritas light de muesli.
  • Pon los helados en el fondo del congelador y prepara polos de zumos de frutas.
  • En lugar de picar trocitos de queso con alto porcentaje de grasas, cómete una cucharada de requesón.
  • Calma tus antojos de chocolate con una taza de chocolate caliente bajo en calorías.

OTRAS MANERAS DE DEJAR DE PICAR

  • Cepíllate los dientes: a menudo, cuando sobreviene un ataque de comer algo se debe a que se necesita sentir su sabor, y nada sabe mejor que una dosis de menta fuerte.
  • Distráete cambiando de actividad: el hambre puede ser consecuencia del aburrimiento. Si tu mente está ocupada, no pensarás en la comida.
  • Ve a dar una vuelta a la manzana: el ejercicio mantendrá, tu mente apartada de la comida.
  • Bebe un vaso de agua muy despacio: a menudo confundimos el hambre con la sed.
  • Haz unas cuantas inspiraciones profundas para que haya más oxígeno circulando por tu cuerpo para irrigar al cerebro: te darás cuenta de que en realidad no tienes hambre.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s